jump to navigation

Construcción del molde de los flotadores (II) 23 enero, 2011

Posted by galicien in Proceso de construcción.
add a comment

 

Una vez conseguida la madera para hacer los moldes, ya se puede empezar.

Primero hay que construir el bastidor, que soporta los 14 marcos de forma (form frames) del molde, para construir la primera mitad (estribor) de uno de los flotadores.

 

Así deberán quedar una vez fabricados y montados el bastidor, los marcos de forma y los listones.

En las fotos son los de un F39, fabricado en Holanda.

Los marcos de forma sirven de sujeción a los  los listones  a los que va atornillada la espuma, que de esta manera toma la forma que tendrá el casco una vez acabado. Así la espuma deviene, a la vez, molde  y núcleo del sadwich de fibra de vidrio con refuerzos de carbono.

En la foto del cuaderno de procedimientos se ve cómo quedarán los marcos de forma sobre el bastidor (arriba a la izquierda).

Para hacer la otra mitad del flotador (babor) bastará con girar, sobre el eje vertical, cada una de los 14 marcos de forma del molde y volver a fijarlos al bastidor.

Herramientas y mesa de trabajo utilizados para cortar los marcos de forma.

Cuando uno no tiene pulso, mejor tomar precauciones.

A la sombra, despacio y buena letra… una pausa.

Según el manual de construcción, el agua (arriba en la foto) no es indispensable en el proceso de construcción.

Después de la pausa, medir tres veces y cortar una.

Lo entendí al revés, medir una vez cortar dos… La primera en la frente.

Una vez recortados los 14 marcos, con papel de calco y un lápiz se repasan las líneas diseñadas por el arquitecto.

Así queda después de marcar y antes del corte con la sierra de calar. Las marcas de las pisadas no hacen parte del diseño original, son creatividad personal.

El caso es que entre las pausas, la sombra del árbol al lado de la mesa de trabajo y el blog, esto avanza más bien poco.

Anuncios

Construcción del molde de los flotadores (I) 8 enero, 2011

Posted by galicien in Proceso de construcción.
add a comment

Recordar aquí que la filosofía del proyecto es, la construcción de un trimarán de 32 pies gastando lo mínimo posible, pero sin que la calidad de la construcción del trimarán se vea afectada.

Así es que en cada paso del proyecto, hay que buscar “aportaciones” externas. Los proyectos, aparententemente disparatados, suelen despertar simpatías.

En unos casos, por parte de aquellos que les gustaría estar en nuestro lugar, pero que no se atreven a dar el paso (el dueño de la empresa que me ha regalado la madera, aficonado a la vela).

En otros, suele ser gente que piensa, mira que es raro este tío, pero como a los locos no se les puede llevar la contraria voy a ayudarle en lo que pueda (mi cuñado, que me ha regalado una parte de las herramientas,eso sí, usadas).

La empresa en la que trabajo comparte las instalaciones (una nave industrial) con una empresa de transporte, que utiliza embalajes de aglomerado para entregar la maquinaria. Normalmente los embalajes se los quedan los clientes. Le he explicado el proyecto al dueño de la empresa, aficionado a la vela. Dió permiso a los chóferes para que recogiesen los embalajes grandes y los trajesen de vuelta.

 Et voilá, la madera gratis…

En las fotos que siguen se ve en que estado me entregaban los embalajes y cómo quedan después de haberlos recuperado.

                              

Visto sí no parece que se pueda sacar gran cosa…

                            

Llegan en este estado …

                              

                                        

o así …

                       

pero con la auda del toro…

                                             

y de un buen martillo…

                                     

Primero deshacer todo…

                                            

luego sacarlas todas, porque generalmente las herramientas eléctricas no aprecian las puntas…

                 

Y al montón, que pocas son.

Ahorro estimado 900 euros.