jump to navigation

El paseo de los viejos demonios 26 diciembre, 2010

Posted by galicien in Noticias náuticas.
add a comment

 Han pasado los años, pero el virus de las regatas sigue ahí.  Sólo en el aspecto técnico y en el avance de las tecnologías, pero sigue ahí.

Los viejos demonios…

La salida de la regata alrededor del mundo, sin escalas, sale de Barcelona, así es que me acerqué a ver los barcos y el village(que estaba cerrado por fiesta de Navidad). Dando un paseo con Josep.

La Barcelona World Race, que así se llama la cosa, tiene algunas peculiaridades que me gustan.

Barcos de 60 pies, sólo dos tripulantes, y sin escalas.

                    

                                                                         Barcos de 60 pies

Cómo se puede ver en las fotos, disponen de tecnología punta, de los últimos avances, pero la dimensión humana es primordial.

Lo primero que llama la atención, es que los tripulantes  no son super atletas de dos metros de alto y de 100 kilos de peso.

                           

Tienen aspecto humano, llevan gafas graduadas, no de una marca de diseño.

La mayoría tienen más de 40 años, y alguno más de 50. Ni siquiera son fotogénicos. Pero tienen un palmarés increíble. No en batallitas hight.tech, entre boyas, sino en desafíos más grandes.

Primero el desafio de los despachos, para conseguir el presupuesto para la máquina (dos o tres millones de euros para tener opción de ganar).

Luego el desafío del diseño y la construcción, para hacer compatibles parámetros que se repelen entre sí.

 Ligero y resistente. Rápido y seguro. Novedoso y fiable. Siempre un paso por delante pero en suelo firme. Y así sucesivamente.

El encaje de decenas de esos parámetros da cómo resultado un ramillete de barcos, que aglutinan miles y miles de horas de trabajo y de experiencias vitales.

Llama la atención alguna de las cubiertas que es traslúcida, la cubierta del Hugo Boss en forma de ala de pájaro para poder bajar el centro de gravedad de DOS sí Dos centímetros, y al que han tenido que poner cómo orejeras para los portillos de acceso al interior…

                                     

El acceso al interior se lleva a cabo a través de las “orejeras”, que sirven de protección a la tripulación. Vista la forma de la cubierta la van a necesitar.

Y el desafío último, navegar por las altas latitudes de los mares del sur, en condiciones meteorológicas, que sólo al verlas en los mapas de Ugrib, quitan el hipo. Ellos si hacen progresar nuestros barcos, y crean afición a navegar, no cómo lo hacen ellos, sino haciéndolo por nosotros y luego contándolo. Lo leeremos al lado de la estufa, imaginando…

Por cierto, falta a penas una semana para una regata de miles de millas sin escala, y se comportan cómo cualquiera de nosotros. Siempre la caja de herramientas a mano para la chapuza de última hora.

Cómo se hace una maniobra aquí?

o aquí  

Y ahora una pequeña sesión de demagogia barata:

Por el precio de esta polea, yo compraria los cinco winches que necesito para el trimarán.

               

Este palo cuesta más que el Tina comprado a un astillero…

Alguien sabe, realmente, cómo funciona todo esto?. Seguro que el pianista necesita partitura…

Bueno, enfin que he disfrutado mucho, pero ahora que he cambiado de bando, me cuesta reconocer que haciendo regatas he disfrutado mucho.

Pero ya se sabe, el marino que se precia no es una persona de mala fe, y le gusta reconocer sus carencias (je,je).

Enfin, en la distancia seguiré las andanzas de estos marinos sin igual, navegando por los mares del sur, y seguiré soñando, que quizás algún dia, la proa de nuestro barco cruce la estela que dejaron los suyos.

                                      

La construcción mal llamada amateur 19 diciembre, 2010

Posted by galicien in Tecnica de construccion.
add a comment

Si en lugar de llamarle construcción amateur (aficionado), o individual, le llamásemos construcción ONE-OFF, que es como le llaman los astilleros, para los barcos construidos a una o dos unidades, seguro que estaría mejor vista. 

El que haya encontrado el barco de sus sueños en el mercado de nuevo o usado, y además disponga de los medios para financiarlo, afortunado él, tiene el tema resuelto.

 Para los que no han encontrado “el barco”, para los que buscan barcos de producción  muy limitada y ofertados a precios exorbitantes, como por ejemplo los trimaranes, o para los que simplemente hayan decidido construírselo ellos, como desafío y realización personal, existe todo un universo a menudo desconocido, en el que gente como ellos lleva a cabo la construcción del  BARCO.

Este universo se divide en dos galaxias diferentes:

 Los que construyen todo el barco desde cero, a partir de los planos y de las especificaciones de un arquitecto.

 Los que a partir de un barco en kit, es decir con las piezas básicas preparadas por una empresa o astillero, que el constructor recibe en un contenedor o camión para ser montadas y rematar el barco.

Otra versión del kit, es un casco con o sin cubierta, en bruto, con los mamparos estructurales colocados, y a partir de aquí se lleva a cabo el acabado del barco.

 Dado que el criterio comúnmente aceptado, según el cual, en el precio de un barco acabado, el coste de la mano de obra representa entre el 50% y el 70% del precio final, el ahorro que se puede esperar sobre el precio de un barco equivalente fabricado por un astillero, según el caso sería:

 -         Barco construido en su totalidad a partir de la materia prima, ahorro potencial de un 60 a 70%.

 -         Barco construido a partir de un  kit comprado al fabricante,  ahorro potencial de un 50 a un 60%.

 -         Casco cerrado fabricado por el astillero, en bruto para acabar, ahorro potencial de un 30 a un 50% según el nivel de acabado.

 Los materiales más utilizados en la actualidad para la construcción son,  la madera (contrachapado-epoxy) en su gran mayoria, el aluminio y el sándwich-fibra de vidrio en menos casos.

 Los barcos de una eslora inferior a 7 metros, en su inmensa mayoría se construyen con una gran variedad de maderas.

Daros una vuelta por www.boatbuilder.com.au.

Suite de la construction accompagnée de "Paprika", le Doris 17 d'Olivier. Le second pli des listons est en place.
 
Anda que si  hubiese que comprar los sargentos para construir el barco…
 
Nous avons redescendu la coque à une hauteur plus habituelle afin qu'Olivier passe une première couche d'imprégnation époxy sur l'extérieur de la coque, qui est aussi la troisième (ou quatrième, je ne sais plus) couche sur la partie stratifiée.
 

Algunos astilleros como www.arwenmarine.com (photos de arriba), permiten que el constructor se instale en el astillero, utilice las herramientas de este y le aconsejan.  El modelo Skerry de este astillero se fabrica en una semana de estancia en el astillero.

 Los de más de 30 pies, y más todavía los de navegación oceánica  de 40 a 50 pies, están en la proporción de un tercio en aluminio, y el resto en contrachapado – epoxy.

Magnífica construcción en aluminio de un catamarán en  http://www.cata-utopie.net/

 Las unidades en materiales compuestos,  suelen ser unidades de regata o muy específicas, cómo por ejemplo los trimaranes, y representan menos de la octava parte del total.

 Visto todo lo anterior, podría dar la sensación de que para conseguir un barco más barato, y más grande, bastaría con construirlo uno mismo.

 Nada más lejos de la realidad.

Un barco tipo F32 AX (trimarán Farrier), requiere 4000 horas de trabajo.

 Y no hay atajos.

 En la primera ventada, navegando con un barco construido por uno mismo, recordaremos con cierta inquietud todas aquellas cosas, que quizás no hemos realizado con la minuciosidad requerida…

A sabiendas de que hay que seguir trabajando para que la máquina de billetes no pare, dedicar tiempo a la familia y compartir sus aficiones, atender compromisos con los amigos, calcular el tiempo que se le puede dedicar a la construcción del barco, un ejercicio saludable antes de comenzar consiste en poner encima de la mesa un calendario anual, marcar estas actividades en el calendario y hacer una suma.

 El resultado no es más que un baño de realismo,  que da una perspectiva en el tiempo más nítida y contiene la euforia poco realista.

 Otro parámetro a tener en cuenta, sobre todo para los urbanitas, es donde se va a fabricar el barco.

 Si para poder trabajar en la construcción hay que desplazarse a grandes distancias, esto disminuye sustancialmente el número de horas constructivas.

 No es lo mismo disponer de un garaje en casa, o un local próximo de la residencia habitual, en el que se pueda trabajar a cualquier hora (todas las horas suman), que tener que desplazarse lejos de una manera planificada.

 Cualquier contratiempo con las herramientas o de falta de material, condiciones meteorológicas adversas, echará al traste esos días que estaban reservados a la construcción del barco.

 El barco en kit simplifica, en parte, algunos de estos parámetros.

Hay múltiples astilleros y arquitectos especializados en los planos para barcos entregados en kit.

 Los más numerosos son los que entregan kits de barcos en contrachapado.

FOX 10.20 structure - next picture

Aquí está en curso de montaje, el kit del Fox 10.20 del astillero www.rlmcomposites.com

FOX 10.20 2eme bordé - next picture

Y así se va forrando el casco.

 Las máquinas de corte, de control numérico, realizan piezas de una precisión absoluta, sea cual sea el tamaño o la complejidad de las mismas, lo que permite realizar un puzzle, preparado para el montaje posterior.

 En materiales compuestos, astilleros Neo-Zelandeses, entre otros,  realizan kits de catamaranes de 38 pies (Spirited 380), que el cliente recibe en contenedor para montar y acabar.

 

Las piezas llegan en un container prefabricadas.

Se van encajando y laminando una a una.

         

El catamarán casi acabado.                                                                                                                             

Este es el  catamarán del arquitecto neo zelandés Craig Schionning, ver www.multihulls.net.au. o en la web http://www.spiriteddesigns.com.au/. El barco llega en un contenedor con las piezas preparadas para montaje y acabado.

 Qué define a un constructor individual?

 A parte de:

515Marchoso…. 

 523   Conquistador…  

    Siempre dispuesto a echar una mano…

que también…

 Tenacidad, motivación, paciencia, obstinación y capacitación son, seguro, cualidades que reunirá aquel que un día decide de dar el paso, pero que serían insuficientes.

 Soñador, inconsciente, independiente, apasionado, son características que deberan complementar el perfil de un constructor individual (aficionado).

 Recordar aquí, que los astilleros profesionales no construyen mejores barcos que la mayoría de constructores individuales.

 Las valoraciones de las compañías de seguros así lo demuestran, en el momento de valorar el barco para asegurarlo.

 Los astilleros construyen barcos industrializados, con mejores acabados, todos idénticos, que vistos por dentro parecen cualquier cosa pero no un barco, destinados a un tipo de cliente muy determinado.

Todos recordamos que por ahorrar unos céntimos por litro de resina, centenares de barcos han debido de ser reparados con problemas de osmosis.

 Un barco de un constructor individual, tendrá su propia personalidad, sin parecerse a ningún otro. Y de una calidad constructiva igual o superior a la de cualquier astillero industrial.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.